martes, 4 de noviembre de 2008

El crudo de petróleo

Hace tiempo que me ronda la idea de colgar mis apuntes en la red para que el que quiera se beneficie de ellos, pero por supuesto que este blog no es todo lo técnico que debería y no creo que cambiar el estilo a estas alturas sea lo más adecuado.
Por lo tanto, he refinado la idea: crearé entradas a partir de mis apuntes, pero de manera sencilla (y simplificada) para que todo el mundo pueda acceder y entender los temas técnicos de los que van a tratar los artículos.


Y para empezar con esta serie, echo mano de los apuntes de Tecnología de Combustibles I, conc
retamente el tema de combustibles líquidos: el crudo de petróleo.


El crudo de petróleo es una mezcla compleja de hidrocarburos y de muchos otros componentes unitarios, mezclados en distinta proporción, dando lugar a un líquido que adquiere desde tonos verdes, hasta el color negro.
El crudo está compuesto por hidrocarburos de hasta 50 átomos de carbono.
La principal fracción del crudo son los hidrocarburos líquidos, ya que los sólidos y los gases están disueltos en esta fracción. Por lo que podemos decir que el crudo no se compone únicamente de hidrocarburos líquidos, sino también de sólidos y gases.

Con respecto al origen del crudo, hay varias teorías, pero dos corrientes principales: origen inorgánico u origen orgánico.

Una de las teorías
que defienden el origen inorgánico del crudo es la de Engler: propone una formación del crudo a partir de una reducción de CO2 con metales, formando carburos. Los carburos a su vez darían lugar a los hidrocarburos que componen el crudo.
La teoría que defiende el origen orgánico del crudo es la más extendida: establece el origen del crudo similar al origen del carbón, grandes acumulaciones de animales y vegetales, en este caso microscópicos y marinos (fitoplancton y zooplancton), a los que se añaden restos de algas y seres marinos superiores (peces).


El entorno geológico es muy importante en la formación del crudo y tiene que cumplir una serie de características: las rocas madre, que son las que sirven como almacén primario a la materia orgánica acumulada y que es donde se forma el crudo han de ser arcillosas o pizarras (rocas impermeables que no dejen escapar el crudo, principalmente); las rocas almacén, que son las que contienen el crudo una vez formado y deben tener una gran porosidad para contenerlo en su seno, por tanto son
rocas areniscas o calizas; las rocas coberteras son aquellas que impiden que el crudo (y el gas disuelto en él) escapen de las rocas almacén, son rocas impermeables. En resumen: una vez formado el crudo sobre la roca madre, éste migra hacia la roca almacén y queda embebido en ella, mientras que las rocas coberteras impiden que se escape o se evapore.

En los yacimientos de crudo existen capas de distintos componentes: una capa superior formada por gases separados de la mezcla, en la propia roca almacén (recordemos que tiene gran porosidad) y una capa de agua salada por debajo del crudo.


Nota: esto solo es la introducción de una serie de artículos sobre el crudo de petróleo.
Crédito de la imagen

1 comentario:

  1. Que gran iniciativa, estan muy buenos tus apuntes a la materia.

    ResponderEliminar

Corrígeme si me he equivocado en algo